Ceresine

Sólido blanco, inodoro e insípido, valorado como un emoliente y por sus propiedades de formación de película en aplicaciones de cuidado personal. Sustituto de la cera de abeja y la parafina en las cremas protectoras. Mejora las propiedades de suspensión, la viscosidad y la estabilidad de la preparación para el cuidado de la piel.